marketing digital es pan para hoy y estupidez para mañana

  1. Por el hecho de que la propiedad intelectual no es de ninguna forma un derecho primordial, y en ningún caso puede ser puesta sobre estos. Montar un aparato legislativo y judicial colosal para procurar batallar el ocaso de un preciso modelo de negocio es una genuina barbaridad.
  2. Por el hecho de que poner los delitos contra la propiedad intelectual sobre otros muchos delitos interminablemente mucho más graves es algo que no se justifica de ninguna manera.
  3. Pues no se resguarda a los autores, sino más bien únicamente a la industria intermediaria de la creación cultural. Los desarolladores, en una economía fundamentada en atención, tienen la posibilidad de adoptar modelos de negocio que les dejen proseguir siendo retribuidos por las producciones.
  4. Por el hecho de que hacer una “casta de protegidos” que tienen la posibilidad de asistir a una “justicia express” para arreglar sus inconvenientes piensa un visible desprecio al resto de la ciudadanía.
  5. Por el hecho de que la civilización de españa no está tolerando por culpa de las webs de links que este plan quiere en teoría batallar. En verdad, la civilización de españa no está tolerando nada.
  6. Pues así como está redactado, el articulado deja que se persiga cualquier género de página, sea como sea el contenido y la función. En verdad, al sacar la compromiso de los derechohabientes (quien demanda es la Comisión, y quien acepta responsabilidades en el caso de daños y perjuicios por consiguiente el Estado), estos van a pasar a «tirar con pólvora del Rey», y el volumen de demandas y las casuísticas agarradas se acrecentarán claramente.
  7. Pues la protección que existe con el campo legislativo de hoy es correcta. Un derechohabiente que considere lesionados sus intereses puede interponer medidas cautelares que se ejecutan en un período muy corto, y derivar las oportunas responsabilidades en el caso de que estas existan. Que los jueces hasta la actualidad hayan considerado que estas situaciones han de ser sobreseídos o desestimados no es un «fallo del sistema», sino más bien un método judicial totalmente fundamentado y justificado. La medida, por consiguiente, piensa un desprecio al método de los jueces.
  8. Pues la Ley de Economía Sostenible no es sitio para este enfrentamiento, ni lo deja. El enfrentamiento sobre la protección de los derechos de creador debe vincularse con la redefinición legislativa de los derechos de creador y la propiedad intelectual para acomodarla al nuevo ámbito, y debe tener la tramitación sin dependencia.
  9. Pues dejar que un lobby industrial introduzca productos a su antojo en un anteproyecto de ley revela un muy importante inconveniente de desempeño democrático, y debería comportar la pertinente depuración de responsabilidades: de qué forma logró la Coalición de Desarolladores «colar» esta predisposición final aquí? ¿Qué integrante del Gobierno les dejó llevarlo a cabo? ¿Por qué razón se escuchó ese lobby que se arroga la representación de los «desarolladores», en el momento en que hay considerablemente más desarolladores en Internet cuya voz no fue escuchada?
  10. Y más que nada, por el hecho de que no servirá para nada. Las páginas que sean cerradas reaparecerán con otros nombres, se clonarán cien mil ocasiones, y se reubicarán regularmente. Pues estas páginas no son primordiales para hallar contenidos para su descarga. Por el hecho de que los bloqueos tienen la posibilidad de saltarse de formas infinitas. Y por el hecho de que se crea un atractivo para desarrollar una red considerablemente más incontrolable, que terminará provocando varios inconvenientes que los que el día de hoy se quiere batallar.

Apelar a los sentimientos marcha, pero tienes que saber llevarlo a cabo

«¿Disfrutas conducir?» de BMW es un eslogan fantástico. O Just do it de Nike.

Pero probablemente tú no seas Nike ni BMW. Las considerables fabricantes tienen la posibilidad de posibilitarse estas cosas pues ahora se conocen comúnmente por todos. Piensa en una tienda física de alta costura y en los escaparates. Vas a ver 1 o como máximo 2 modelos, con una presentación increíblemente vigilada. Son escaparates de prestigio, que no quieren vender el producto en sí, sino más bien remarcar la iniciativa de marca de élite.

Engañar es muy feo. Y además de esto, te arruina

Esto que semeja tan evidente todavía es un cáncer en temas de marketing. Engañar por vender es pan para el día de hoy y catástrofe para mañana. Aparte de por principios éticos, engañar es una estupidez como un piano en una sociedad conectada donde alguno puede saberlo casi todo sobre alguno. Mi metáfora preferida para describirlo es la de la pared de cristal: todos estamos trabajando tal y como si entre las paredes de nuestra compañía fuera transparente.

Hoy día publicar una patraña o una verdad a medias en las comunidades o en la red generalmente es un suicidio, que solamente logrará es arruinar tu reputación en línea. Conque ya conoces: la realidad siempre y en todo momento por enfrente.

Deja un comentario