estudio de mercado y plan de marketing empresa ocio

En los últimos tiempos ha surgido una exclusiva categoría de herramienta de marketing llamada marketing de diversión. Debido al apogeo de esta clase de acontecimientos; recitales, festivales, ocio generalmente, las agencias nos vimos con la necesidad de hacer tácticas de comunicación pensadas y planeadas para esta tipología concreta de clientes del servicio.

Las tácticas para el mercado de diversión tienen una idea central “antes de vender divertir”. Con esta idea requerimos hacer un plan de comunicación apoyado en llevar a cabo vivir al cliente una experiencia, llevar a cabo sentir una parte de un todo. Llegar a hacer con tu público propósito una relación directa, próxima y con un punto de imaginación que lleve a cabo que se cree una interacción entre cliente – marca.

Los objetivos primordiales de un plan de marketing

Los objetivos de un plan de marketing son mucho más diversos de lo que se podría imaginar. Lo básico, que todo el planeta tiene en la cabeza, es acrecentar las ventas. Como es natural, absolutamente nadie deseará abandonar ello, pero la estrategia a desarrollar tiene la posibilidad de tener otras misiones levemente diferentes que, en último término, podrían derivar del mismo modo en este aumento comercial.

Uno de estos otros objetivos que asimismo puede contemplar un plan de marketing es el incremento de la reputación o el posicionamiento de marca. Es atrayente para compañías cuyo beneficio no está tan relacionado con la venta al público y cuyo éxito es dependiente de su buena imagen entre un preciso público propósito.

Tres análisis antes de iniciar

Inspecciona con fundamento. Si charlamos de estudio de mercado, quiere decir que hablamos a continuar una metodología que deje conseguir desenlaces válidos para tomar resoluciones. No sirve de soliciar opinión a un conjunto de amigos y populares. Tampoco es suficiente con ver a Google plus para llevar a cabo una pequeña aproximación a eso que hace la rivalidad. Charlamos que hagas tu investigación siguiendo una metodología lo mucho más próxima viable a la que usan los expertos. Esto le va a ayudar a reducir el peligro en la toma de resoluciones. ¿Pero quizás te cuestiones por dónde iniciar?

Lo primero es determinar la meta de la investigación. Comprender por qué razón la vas a efectuar, qué deseas saber y qué herramienta le darás. En dependencia de los objetivos, aplicarás una u otra metodología. En todo caso, la primera cosa que debe proponerse el emprendedor es si el producto o servicio es bueno tal como el potencial mercado que estaría presto a abonar por él y de qué forma le agradaría que fuera. Pero primero tienes que saber si la iniciativa va a funcionar o no, cuáles son las cosas buenas y cuáles las malas.

Identificación de los promotores

Datos personales. Constará en este capítulo el nombre y datos personales de los promotores del emprendimiento (nombre, N.I.F., residencia)

Corto historial profesional.

Deja un comentario