estrategi marketing precio mas barato online que en tienda

Ciertas líneas de modelos o aun ediciones de un mismo modelo de producto, acostumbran a emplear una versión bastante económica como gancho para publicitar otra mucho más productivo.

Para hacer esta estrategia se acostumbra usar una versión económica pero bastante limitada, que va a llamar la atención por su bajo coste, pero redirigirá la atención de los clientes del servicio a el resto proposiciones.

¿Cuáles son los causantes clave para la fijación de costos de producto en las tiendas en línea?

Tener un precio competitivo en el mercado acostumbra ir referido a la relación entre la calidad del producto y el valor del mismo. Para comprender si tu precio es competitivo en el mercado, es requisito investigar la rivalidad, para saber si su relación calidad precio es preferible o peor que la tuya. Una gran idea es usar un rastreador de costes.

¿De dónde vienen los costes?

Salvo si charlamos de macarons, no, los costos no vienen de París. No vienen, rigurosamente comentando, de una ecuación de coste+margen. Vienen del VA (Valor Añadido), que es como el IVA pero sin la I. El VA no es mucho más que el valor que el producto da al cliente. Adquirimos cosas a fin de que nos aporten valor: nos hacen más fácil la vida, nos resuelven una necesidad, nos hacen sentir bien, despiertan la envidia del prójimo… no todo el valor añadido es rigurosamente capital.

De ahí que diríase que el valor se encuentra dentro de las 4 «P» de la muy anciana pero muy vigente teoría del marketing mix, que les he puesto en la próxima y vernal infografía para alegraros la vida:

¿Qué Debemos Estimar Para Saber una Estrategia de Costos?

Más allá de que hay múltiples componentes a valorar para llegar a un plan de costes correcta, todos ellos tienen la posibilidad de clasificarse en tres enormes conjuntos, que podríamos llamar “las tres C”. Primeramente, los costos que el negocio debe llevar a cabo en frente de la producción de sus modelos y/o servicios; seguidamente, el perfil de usuarios al que apunta; y -al final- las tácticas que transporta adelante su rivalidad.

Este ítem, como su nombre señala, incluye todos y cada uno de los costos —tanto fijos como cambiantes— que son precisos para lograr sugerir un producto o servicio. A veces, en especial en las etapas mucho más tempranas de un emprendimiento, no se tienen presente algunos costos; y esto puede conducir a fijar un precio que no dé bastante margen de ganancia para hallar que el negocio sea productivo. O, en el peor caso, que no llegue a contemplar el monto total de los costos.

Vender sin mediadores

Vender por medio de venta directa a los clientes del servicio puede ser una alternativa muy interesante para esos negocios que deseen tener un mayor control sobre el valor de sus artículos. Supervisar el único canal de venta de una mercancía deja poner el valor según las pretensiones y también intereses de la compañía. Una joyería puede detallar los costes de sus modelos mucho más bajos para acrecentar el número de clientes del servicio o, por contra, puede decantarse por situar los costes altísimos para producir una imagen comercial de peculiaridad.

Deja un comentario