errores que se cometen en un plan de marketing

Adrián Fernández / La capital de españa

Todos y cada uno de los negocios precisan vender sus modelos de la mejor forma viable y la mercadotecnia, en sus vertientes, puede asistirle. De ahí que, es primordial llevar a cabo un óptimo plan de marketing que integre los objetivos, la estrategia y los estudios de mercado del negocio que corresponden.

Proponer objetivos completamente imposibles

Este es un fallo habitual y sucede que muchas compañías en el instante de determinar sus propósitos no opínan con claridad. Con lo que terminan proponiendo Objetivos completamente imposibles y también inconsistentes. Por servirnos de un ejemplo, sugieren conseguir en un mes 1, 000, 000 entusiastas, pero carecen del presupuesto preciso.

En este momento te percatas de lo esencial que es proponerse objetivos realistas y alcanzables. Siempre y en todo momento cruza tus objetivos con el presupuesto que poseas. De este modo te aseguras que lo que te planteas hallar es verdaderamente viable.

3- Abrir canales de comunicación por el hecho de que están de tendencia y dejarlos dejados

Esta una tentación muy habitual, abrir concretes en todas y cada una de las comunidades o efectuar apps, solo por el hecho de que están de tendencias. De esta forma, podemos encontrar cientos y cientos de páginas de compañías descuidadas, sin seguidores, o apps que son solo una imitación de la página web institucional.

Los distintos canales de comunicación tienen distintas formatos y por consiguiente precisan distintas contenidos escritos. Es común conseguir contenidos escritos que se escriben en word y después se copian y pegan en las redes, newsletters, weblogs, etcétera.

¡No midas tus objetivos!

Entre las acciones mucho más esenciales y que comunmente no se lleva a cabo es la redacción de objetivos en términos en general. Un plan de marketing debe integrar objetivos medibles y descriptibles. Ya que el éxito solo se refleja logrando términos o cantidades cuantificables.

O sea, precisarás la información que da una encuesta de satisfacción, un informe de reputación o el número de lead logrados, por el hecho de que términos como extenderse en el extranjero no refleja un propósito preciso. Por consiguiente, tenga presente la definición de objetivos SMART. Todo propósito empresarial ha de ser:

Dirigirse al producto antes que el mercado

En el momento en que desarrollas un plan de negocio, haces un plan de negocio para el día de hoy. Con tus condiciones recientes, financieras, de elementos humanos, con una situación muy específica del mercado en ese instante… Pero no se debe olvidar que el mercado es absolutamente dinámico y que hay una gran rotación de artículos. Si te centra en el producto y no andas dispuesto para los cambios que se generan en el mercado corres el peligro de finalizar como Kodak. Una marca que agrupa el monopolio de la fotografía clásico, y que prácticamente se queda fuera del mercado por el hecho de que no supo amoldarse. Y si esto sucede en Kodak, imagínate una pyme.

Un cambio de con rumbo a tiempo es el que te dejará continuar medrando. De la iniciativa original a la que después termina transformándose el negocio siempre y en todo momento hay una gran distancia. Y o sea algo positivo. Hay muy escasas compañías en el planeta que hagan solo una cosa. Todo el planeta diversifica en lo propio. Y la pyme debe explotar la que indudablemente es su primordial virtud: en el momento en que se tiene una visión pequeña es considerablemente más simple amoldarse a los cambios. Pero las considerables compañías tienen una composición tan enorme que es realmente difícil mudar. Hay cientos de ocasiones que se tienen la posibilidad de explotar en todos y cada instante, pero tienes que tomar la resolución de apostar.

Deja un comentario