el marketing y la publicidad en la sociedad de consumo

El papel de la propaganda solo puede ser analizado teniendo como referencia la sociedad de consumo donde se introduce. ¿Y de qué forma es esa sociedad de consumo?

A inicios de siglo XX la construcción de turismos, todavía a cargo de artesanos, conocería una transformación increíble: la división del trabajo según teorías de Taylor y la conocida cadena de montaje en la factoría de Higland Park, va dejar que Ford pasara de generar diez.000 automóviles en 1908 a generar 300.000 automóviles en 1916. Otras 299 compañías, con cinco ocasiones mucho más trabajadores que Ford, no llegaban juntas a esa cantidad.

La propaganda no es negativa

Se han levantado muchas voces en oposición a la propaganda comercial, la que se responsabiliza de varios de los hombres sociales recientes: el consumo, la cosificación humana, el racismo, las compras impulsivas, el sexismo o el racismo, entre otros muchos. Este producto de L’Huffington Articulo es un excelente ejemplo de esto. Pero, de todos modos, la propaganda proporciona enormes provecho para el cliente y la sociedad. Más que nada optimización su aptitud de decisión, facilita los procesos de compra y impulsa la innovación comercial.

»La propaganda optimización la aptitud de decisión, facilita los procesos de compra y impulsa la innovación comercial»

¿De qué forma influye la propaganda en la sociedad de consumo?

La propaganda tiene un papel fundamental en la sociedad de consumo ya que es la herramienta primordial para ofrecer sus bienes y prestaciones a comprender. Sin la propaganda bastante de los artículos que van en el mercado no tendrían éxito.

En la sociedad que vivimos en la actualidad los nuevos bienes y prestaciones anegan el mercado, o las compañías desarrollan sus ediciones de los modelos o servicios que mucho más éxito tienen con la intención de poder acaparar su cuota de mercado siendo esta una labor demasiado dificultosa.

De qué forma influye la propaganda

La propaganda se dirige a las conmuevas, aprecios y emotividad. Es verdad que asimismo proporciona razonamientos racionales que asisten a ajustificar, después, los hábitos de compra, pero su “guerra” se da en el corazón humano. De ahí que, da imágenes estimulantes, mensajes positivos, hermosura, satisfacción, felicidad y buen rollo socios a los modelos anunciados. Quien se identifica estos conceptos y se reconoce deseará evaluar y gozar con esta marca. Y, si disfrutas, se transformará en un cliente leal… hasta el momento en que otra le vuelva a hurtar el corazón. Los usuarios antes de realizar eficaz la adquisición pasan por una secuencia de etapas anteriores:

  • Reconocimiento del inconveniente: aparece una necesidad y se crea el deseo de satisfacerla. Predominación de la propaganda: puede contribuir a admitir el inconveniente y conocer una necesidad latente.
  • Búsqueda de información: esfuerzo de búsqueda va a ser aproximadamente intensa según la relevancia que se le atribuya a la adquisición. Predominación de la propaganda: reportar de las distintas promociones que hay en el mercado, con una argumentación racional o sensible.
  • Evaluación de elecciones: los usuarios examinan toda la información recibida y valora sus modelos. Predominación de la propaganda: contribuye a conformar reacciones y opciones hacia los artículos.
  • Resolución de compra: los usuarios toman una resolución, puede ser de compra o de no compra. Predominación de la propaganda: actúa haciendo más fuerte la resolución de compra, con avisos centrados en el recuerdo y la imagen de marca.
  • Experiencias siguientes a la adquisición: una vez comprado el producto, se tiene la posibilidad de tener satisfacción o insatisfacción. Predominación de la propaganda: actúa haciendo más fuerte la resolución de compra, con avisos centrados en el recuerdo y la imagen de marca.

Deja un comentario