el marketing refleja las necesidades y deseos del consumidor

3.9/5 – (68 votos)

Los usuarios tienen pretensiones y deseos en los que la compañía se enfoca de cara al desarrollo de bienes y prestaciones que les satisfagan. El Marketing trata de influir en el deseo. Las pretensiones son estados de carencia percibida al tiempo que los deseos son formas que consiguen una necesidad moldeada por la civilización y la personalidad del sujeto.

Deseo en marketing y la Pirámide de Maslow

El deseo en marketing fué perfeccionado a lo largo de los últimos años merced a la conocida Pirámide de Maslow, ampliando al tiempo las técnicas de venta que son utilizadas para capturar el interés y hacer esa sensación artificial de carencia que se traduce en la necesidad de obtener modelos o servicios.

Hoy día, las agencias de marketing se valen de las próximas herramientas para potencializar este deseo en el cliente, las que son:

Necesidad.

Del lato. pretensiones, -átis.

1.

vendedor

 f. Impulso irreprimible que provoca que las causas abren de manera infalible en cierto sentido. 2.

vendedor

 f. Aquello a eso que es realmente difícil sustraerse, faltar o soportar. 3.

vendedor

 f. No tiene las cosas que son menester para la conservación de la vida. 4.

vendedor

 f. Falta continua de alimento que hace desfallecer. 5.

vendedor

 f. Riesgo o peligro peligro frente al que se precisa auxilio urgente.

a) Pretensiones, deseos y solicitudes

El punto de inicio del marketing radica en las pretensiones de la gente. Por necesidad comprendemos una carencia genérica, así sea esta física (como la nutrición, el vestido o la seguridad), popular (como la aceptación o la pertenencia a un conjunto) o individual (como la autorrealización personal).

Para llevar a cabo ocultar esta carencia o necesidad, el cliente lleva a cabo deseos, entendidos como la carencia de algo concreto que satisface la necesidad. El inconveniente es que los deseos no en todos los casos tienen la posibilidad de cumplirse. De este modo, para agradar una necesidad de nutrición tenemos la posibilidad de querer un solomillo a un lugar de comidas. No obstante, nuestra incapacidad para asumir este gasto puede llevarnos a soliciar otras elecciones alcanzables como podría ser ir al McDonald’s (tabla1.1). Por consiguiente, la demanda se corresponderá con el deseo de algo concreto que satisface la necesidad, unida a la aptitud de adquirirla.

¿De qué forma llevar a cabo para agradar al cliente?

Por medio de la charla conseguí información: mediante la atención al usuario puede investigar qué precisa y de qué forma agradar sus esperanzas. Ha de saber percibir y preguntar para lograr conocer las motivaciones. O sea, efectuar las cuestiones adecuadas para tener las respuestas adecuadas

Categoriza la retroalimentación: es demasiado esencial que, en el momento en que te dirijas a tus clientes del servicio, logres localizar recomendaciones y comentarios en relación a sus pretensiones. Esto le va a ayudar a detectar qué le dejará solucionar sus demandas.

Deja un comentario