el marketing interno como sistema de gestion de recursos humanos

Frente a los tiempos de cambio que la enorme mayoría de las organizaciones experimentan, gracias a los avances en tecnología, la integración y la globalización, se necesitan cambios permanentes para empujarlos a ser mucho más confrontados. Ya que su personal es quien se encarga de hacer los mecanismos de acción frente al cambio, es requisito que la mercadotecnia de adentro analice las pretensiones de la gente y optimice las relaciones.

En la década de 1950, el usado debía llevar a cabo un esfuerzo en la producción; Puntos como la imaginación y la autonomía eran inadecuados para estar en la organización. El trabajo fue de reconocimiento individual, se descartó el absentismo, la rotación fue baja, se estimó que la capacitación del personal era superflua si no era requerida por los cambios tecnológicos (modelos económicos prevalentes, Taylor Fayol). Estas ocasiones fueron reevaluadas gracias a las distintas crisis que han atravesado las organizaciones. Se realizó preciso ver a todos los trabajadores como ayudantes de quienes dependían los desenlaces finales y entender que el vínculo entre ellos y la compañía era fundamental al investigar su nivel de ejercicio y eficacia (teorías humanistas para el avance del potencial productivo).

La mercadotecnia como herramienta para favorecer confort y desempeño profesional

Los expertos de marketing se esmeran por capturar clientes del servicio, sostenerlos y fidelizarlos, y de ahí que ayudan con diseñadores y publicistas que estructuran las campañas de comunicación y lanzamiento de bienes y prestaciones. El propósito siempre y en todo momento va a ser subir el índice de ventas, intentando encontrar posicionarse en la cabeza de la gente para transformarlas en clientes del servicio.

La mercadotecnia alineado a los elementos humanos tiene una finalidad afín: hallar la satisfacción de los usados, ahondando en sus esperanzas y pretensiones para subir su desempeño profesional. Por este motivo, es requisito reevaluar los medios internos, teniendo en cuenta la modalidad del trabajo recóndito que efectúa la mayoría de usados. Medios como folletines digitales, intranet o e-mails son deficientes. También, debe aplicarse un plan comercial, y no se considera una venta en sí, en tanto que el usado no comprará ni va a quedar con la compañía. La venta debe reflejarse en otras formas, como indicadores de desempeño, cómputo de vida laboral y personal, costos de contratación y optimización de la eficacia.

Impulsar la transformación

Es obvio que todas y cada una estas tendencias están provocando una necesidad clara en esta área, donde el plan de comunicación de adentro ha de ser estratégico, una palanca que fortalezca la transformación y avance de las compañías.

Otra de las claves del programa es el employee branding: los competidores procuran la manera de integrar un plan de comunicación de afuera con la utilización de las comunidades y tecnología para atraer y hacer más ágil los procesos de captación nuevamente talento.

Deja un comentario