el arte de la guerra aplicado al marketing ppt

Redacción TNE

– El ataque es el misterio de la defensa, la defensa es la planificación de un ataque

) La manera más óptima de defenderse es siempre y en todo momento estar alarma y agresor.

Aceptamos en la vida que “proteger” es aguardar a que llegue un contrincante y estar preparados mantener sus asaltos, pero de hecho el misterio es hallar que jamás un contrincante se acerque a nosotros.

Capítulo Realizar la guerra

En operaciones bélicas, en el momento en que se necesitan mil vehículos veloces de 4 caballos, mil vehículos pesados, y mil soldados; en el momento en que tienen que transportarse provisiones para un millar; en el momento en que hay costos en el hogar y en la frente, y estipendios para mandados y consejeros, el coste de materiales como goma y laca, vehículos y armaduras, sube de forma fácil a mil piezas de oro cada día.

Un ejército de cien mil hombres puede ser puesto en campaña solo en el momento en que ese dinero está en la mano.

El Arte de la Guerra es una joya para los fanáticos de la estrategia

Observemos ciertos atrayentes ejemplos:

  • Eludir al enemigo en el momento en que este es mucho más fuerte, pero agredir en el momento en que sostiene una situación inerte o distendida pese a su fortaleza. Al tiempo, es requisito procurar enervar sus puntos críticos: si su carácter escolérico, debemos procurar irritarlo o si tiene un carácter insolente, debemos llevar a cabo medrar su situación egoísta.
  • Esta oración, que me chifla, charla por sí sola: «conoce a tu enemigo mejor que a ti antes de proceder a la guerra». Sintetizado de este modo «Si conoces a el resto y te conoces a ti, ni en cien peleas correrás riesgo», se comprende mejor la relevancia de un desarrollo de marketing y su herramienta con lo que viene después: una comunicación eficiente hacia un propósito claro.
  • Si poseemos bastante aptitud para garantizarnos la victoria, debemos aparentar lo opuesto. Esto está completamente alineado con las percepciones en la mercadotecnia
  • Es veloz como el relámpago: jamás dejes pasar la ocasión. Las ocasiones suceden aquí y en este momento, ¿no crees? El día de hoy, todo pasa bastante rápidamente, quizás mañana no permanezca lo que buscas.
  • Otra que me chifla: agrede los puntos que tu enemigo no protege. Los que protege van a ser indudablemente sus virtudes competitivas, los que no protege nos están comunicando de su incapacidad o dejadez. Es requisito explotar esta ocasión única.

El arte de la Guerra

La aptitud de llevar, regentar la compañía recae sobre el “General Sun Tzu” o el directivo, jefe, director ejecutivo, etcétera.

La manera en que apoyándose en las aclaraciones que le pasen sus trabajadores, la medida de la preparación de estos y la aptitud de análisis de la situación, dejarán que nuestro “jefe” logre marcar esta estrategia que realice que la compañía llegue a buen puerto y gane la guerra.

Deja un comentario