el-analisis-del-producto-en-el-plan-de-marketing

  1. Definimos la meta del análisis para estudiar qué datos requerimos catalogar.
  2. Concretamos la composición del archivo y de qué manera se van a recoger los datos, las fuentes que se emplearán.
  3. Fijar un presupuesto para saber cuánto tiempo y elementos deseamos usar y hasta dónde deseamos llegar.
  4. Investigar la rivalidad: ver de qué forma se está comportando, qué les marcha y qué no, de esta manera observaremos las tendencias del mercado.
  5. Investigar el accionar de los usuarios, sus hábitos de compra, opciones y pretensiones.

Tener un producto que tiene un avance técnico muy superior al resto no es garantía de éxito. El más destacable producto es el mucho más recibido por el mercado y que es el preferido para agradar una necesidad. Una optimización que no valore al cliente o que suponga un encarecimiento que al cliente no compensa o no puede asumir, puede conllevar el fracaso del producto.

Objetivos

En toda organización, los objetivos han de ser SMART, esto es: concretos, medibles, alcanzables, importantes y establecidos en el tiempo.

Todos y cada uno de los objetivos que incluimos en el plan de marketing tienen que tener esta tipificación, con las acciones coherentes que dejen su consecución.

Qué es el Plan de Marketing: término y definición

El Plan de Marketing es un archivo donde se plasman los estudios de mercado llevados a cabo por la compañía, con los que se tiene la posibilidad de tener un conocimiento concreto del mercado y el cliente potencial. En este archivo se recogen asimismo los objetivos de marketing que se desean lograr, las tácticas y técnicas que se emplearán para lograrlos y una planificación o timing que se proseguirá para realizarlo.

El Plan de Marketing exhibe asimismo la viabilidad económica del emprendimiento, marcando los objetivos a corto y largo período, tal como las métricas primordiales que se usarán para contrastar el cumplimiento de los objetivos y cuáles son los KPI’s de Marketing que se establecerán.

vendedor

Microentorno

El microentorno radica en los competidores próximos al negocio: nuestra compañía, los distribuidores, los clientes del servicio, la rivalidad y el mercado.

  • La compañía, en el momento en que se toman resoluciones de marketing, debe considerarse de qué manera influirán en el resto áreas. Por servirnos de un ejemplo, es imposible jurar costos bajos salvo que el área de compras y producción no logre achicar los costos.
  • Los distribuidores forman un link esencial con la distribución de los modelos a los clientes del servicio. La escasez de insumos o retrasos, huelgas u otros hechos tienen la posibilidad de perjudicar al cliente.
  • La rivalidad no solo es esencial agradar a los clientes del servicio sino más bien asimismo tener una virtud sobre la oferta de la rivalidad.
  • Los clientes del servicio, el cliente, es el participante más esencial de la compañía. Hay que estudiar esmeradamente las peculiaridades de cada género de cliente.

Objetivos basados ​​en métricas

Tras el análisis de situación, es requisito detallar qué desenlaces espera conseguir el negocio con el plan de marketing. Los objetivos de promoción de la compañía han de ser claros, concisos, realistas, medibles y delimitados en un período de tiempo concreto (SMART).

Para esto, debe detectar las métricas de desempeño clave (KPIs) que la organización desea trabajar y el porcentaje en el que quiere aumentarlas. Cada propósito va a tener una métrica concreta y un período temporal asociado. Por servirnos de un ejemplo, si la misión en el área del marketing digital es producir mucho más visitas hacia el portal web de la compañía, un fin enunciado adecuadamente sería: acrecentar el tráfico web en un 20% en el primer período de tres meses.

Deja un comentario