cuadro de mando de indicadores de estrategtia de marketing

Antes de finalizar déjame unos pequeños consejos aprendidos los años que llevamos haciendo cuadros de negocio para toda clase de clientes del servicio, desde fabricantes de enorme consumo a retailers, desde departamentos de marketing con enormes inversiones en medios a departamentos de comunicación preocupados por sostener la buena reputación digital de la organización.

  • El cuadro de mando digital es un medio, no un fin en sí. Si no pasas tiempo haciéndote cuestiones sobre los datos y relaciones no va a ser útil.
  • No nos exonera de ver detalladamente las analíticas de cada canal (Fb Analytics, Google plus Analytics, etcétera.). El salpicadero levanta señales y relaciona las acciones entre sí, esto nos dejará cuestionarnos los porqués. Pero para contestar a estos porqués debemos comprobar detalladamente de qué manera se han creado las acciones emprendidas en las distintas herramientas de analítica. De esta forma entenderemos si es un inconveniente del canal por sí solo, de la imaginación, de la targetización de la campaña, de facilidad de uso, etcétera.
  • Comienza de manera manual y ve sofisticando la una parte de automatización y visualización de datos conforme lo requieras, esto evitará que te pierdas cambios sutiles que reflejen enormes aprendizajes. Hay herramientas muy poderosos, pero no te obnubilis con ellas al comienzo o vas a estar en un emprendimiento de visualización y no de toma de resoluciones.
  • Escoge una granularidad que te deje tomar resoluciones: si tus canales y tu inversión cambian bastante deberías darle de comer semanalmente, si no puedes valorar llevarlo a cabo quincenal o mensualmente. Mira si precisas mucho más aspecto o menos y modifícalo si lo crees favorable, pero no varíes la temporalidad de los datos de manera continua o no van a ser equiparables entre sí.
  • Coloca comentarios: en unos cuantos meses no recordaremos la causa o la conclusión de un cambio. Poner breves comentarios nos asiste a rememorar qué pasó en un periodo y contextualizar los datos con los del periodo que estés valorando.
  • En todo instante hablamos de datos que surgen de acciones y canales digitales en tanto que son los más frecuentes, pero no te cortes en el momento de integrar en tu salpicadero KPI que surgen de acciones sin conexión que logren ser causa o consecuencia de las variantes de tus KPI seleccionados (inversión en televisión, ventas de entradas en punto de venta sin conexión, etcétera.).

Género de cuadro de mandos

Desde el año ’92 ha llovido bastante y este término fué evolucionando con multitud de cambiantes y ampliaciones completados por otros autores (cambiando las 4 perspectivas en un inicio proposiciones); con lo que hoy día logramos hallar distintas ediciones y modelos de cuadros de mandos, desde cuadros de mandos dirigidos de forma exclusiva a marketing, cuadro de mandos logísticos, cuadros de mandos por entidades de negocio, únicos de marketing digital o del área comercial , aun para acciones considerablemente más específicas…

En este sentido solo vamos a poner énfasis en la distinción de 2 cuadros de mandos, atendiendo primordialmente a su naturaleza, puesto que este apunte si es de app directa en marketing:

¿De qué manera se lleva a cabo un cuadro de mando de marketing?

Para diseñar un cuadro de mando de marketing, o CMM, es requisito, primeramente, determinar distintas perspectivas similares al departamento de marketing. En un caso así, las primordiales áreas del CMM girarán hacia las 4 P´s del marketing o marketing mix (producto, precio, promoción y distribución).

Una vez ciertas las primordiales perspectivas, se comenzará a plasmar objetivos, acciones y métricas en el salpicadero de marketing. Para diseñarlo, sencillamente usaremos una hoja de cálculo en Excel. En la próxima imagen, se expone un diseño del Cuadro de Mando de Marketing. El CMM se desarrollará siguiendo los próximos pasos:

¿Qué integrar en un cuadro de mando de marketing digital?

Los equipos de marketing precisan KPIs para medir sus desenlaces. Cada KPI precisa 3 cosas:

  • una métrica o punto de datos medible
  • un fin
  • una línea de tiempo

/2/ Define el género de archivo que vas a emplear para tu salpicadero

Puedes emplear el archivo con el que mucho más cómodo te sientas: un Excel, un Power Point, trabajarlo en local, en la nube o lo que estimes. Yo te dejo aquí una plantilla a fin de que te descargues, si escoges, pero puedes hacer uno personalizado.

Deja un comentario