como llevar a cabo una estrategia de marketing ejemplos

Hay diversos tipos de tácticas que se clasifican según la especialidad donde se desarrollan y según su enfoque. Sabiendo la especialidad, las tácticas tienen la posibilidad de ser:

  • Tácticas militares. Son aquellas tácticas que se realizan en conflictos armados y que constan de una adecuada utilización de los elementos y de la organización de la gente.
  • Tácticas empresariales. Son aquellas tácticas que acotan lo que se va a hacer en todos y cada ámbito de una compañía con los objetivos de emplear adecuadamente los elementos libres, lograr las misiones, ser congruente con los valores de misión y visión y tener virtud sobre la rivalidad.
  • Tácticas de estudio. Son aquellas tácticas que efectúan alumnos o instituciones educativas y que tienen como propósito comprar ciertos entendimientos en etapas consecutivas y de manera reflexiva.
  • Tácticas de marketing. Son aquellas tácticas que lleva a cabo el área de marketing de una compañía y que se centran en lograr misiones comerciales, como acrecentar la proporción de clientes de un servicio.
  • Tácticas de negocios. Son aquellas tácticas que se hacen en una compañía para lograr objetivos relacionados con progresar los capital, conseguir mayores provecho y tener un espacio competitivo en el mercado.
  • Tácticas de inversión. Son aquellas tácticas que proyectan los inversores y que determinan de qué manera, cuánto y qué se marcha a comprar con el capital libre.

“Torneo de Globos”

Bubbaloo y Bazooka se unieron a Argentina para efectuar una campaña de marketing 360, para captar su público propósito: pequeños y jóvenes de entre 12 y 18 años.

Con un mensaje creativo “Torneo de Globos” invitaba a los jóvenes a formar parte en el certamen de globos, quienes hacían las mayores bombas de chicle conseguían un premio. En un caso así la campaña se trabajó tanto a nivel en línea como sin conexión.

Coca-Cola

La «máquina de la alegría» de Coca-Cola es un caso de muestra simple de marketing experiencial. Vanguardista en su instante, sin enormes herramientas tecnológicas por el medio, este género de máquina expendedora repartió cien$ a distintas personas que se aproximaron en todo el día. Si bien el nombre de la marca no estuvo explícitamente en la máquina, siendo el cliente el centro de la estrategia, la estética de esta logró sospechar cuál era.

La gente que han recibido el dinero no lo olvidarán jamás y indudablemente se lo afirmaron a sus populares. Además de esto, los medios se hicieron eco de esto y la campaña se realizó muy mediática, hasta el punto de ser utilizada a lo largo de la Navidad, vinculando la marca con la alegría: «Coca-Cola, destapa la alegría».

Tácticas de distribución de valor:

La meta de esta clase de tácticas es garantizar que una vez que su prospecto se transforme en su cliente a través de una transacción, este siempre y en todo momento reciba lo prometido (aun mucho más). Por de este modo acrecentar el valor de su relación con tu negocio.

Si implementas adecuadamente los primeros tres géneros de tácticas, es un hecho que vas a llegar cada vez a mucho más personas. No obstante, con las tácticas de viralidad lograrás apresurar este desarrollo exponencialmente, puesto que su propósito es agrandar las vivencias positivas de los clientes del servicio para conseguir otros nuevos a través de comentarios, testimoniales y mientes.

Conjunto Bimbo

Hoy día, cada vez son mucho más la gente concienciadas con los hábitos de vida saludables y causantes con el medioambiente. Esta es una situación que no puede pasar inadvertida para las compañías y, menos aún, para las que se ocupan al campo alimenticio.

El conjunto Bimbo ha predeterminado un plan de marketing apoyado en una investigación que apunta que mucho más del 70% de los encuestados consideran que las compañías tienen que adoptar una posición socialmente responsable.

Deja un comentario