como hacer un plan de marketing en una empresa

  1. Análisis de adentro de la compañía

1.1 Misión y objetivos. 1.2 Tipología. 1.3 Valores. 1.4 Organigrama, personal, estilo de toma de resoluciones. 1.5 Producción y tecnología. 1.6 Análisis de las finanzas. 1.7 Marketing.

Qué es el Plan de Marketing: término y definición

El Plan de Marketing es un archivo donde se plasman los estudios de mercado llevados a cabo por la compañía, con los que se tiene la posibilidad de tener un conocimiento concreto del mercado y el cliente potencial. En este archivo se recogen asimismo los objetivos de marketing que se desean lograr, las tácticas y técnicas que se usarán para lograrlos y una planificación o timing que se proseguirá para realizarlo.

El Plan de Marketing exhibe asimismo la viabilidad económica del emprendimiento, marcando los objetivos a corto y largo período, tal como las métricas primordiales que se usarán para contrastar el cumplimiento de los objetivos y cuáles son los KPI’s de Marketing que se establecerán.

¿De qué forma llevar a cabo un plan de Marketing?

Los proyectos de marketing tienen la posibilidad de cambiar dependiendo de la industria, el género de producto o servicio, tal como los objetivos a lograr. No obstante, todos distribuyen alguna composición común que incluye las próximas partes y que observaremos en aspecto:

  • Resumen ejecutivo.
  • Investigación de mercado.
  • Objetivos basados ​​en métricas.
  • Tácticas a llevar a cabo.
  • Presupuesto.
  • Evaluación y medición de desenlaces.

Paso 1: Investigar el mercado propósito

Propósito: determinar y investigar la situación de hoy de su compañía y las peculiaridades de los artículos/servicios que proporciona, para comprender qué le diferencia de sus contendientes.

Sea como sea su campo de actividad, el posicionamiento competitivo de su producto o servicio necesita un óptimo conocimiento de su mercado.

Paso 3: Documenta los objetivos de Marketing

Sin objetivos, un plan de marketing carecería de sentido. Debes tener claro qué propósitos se marca la compañía a corto y largo período para asesorar los sacrificios hacia su consecución. Determinar estos objetivos separadamente va a mejorar la planificación general y le va a ayudar a desarrollar novedosas misiones transcurrido un tiempo.

Es esencial elaborar objetivos capaces o SMART (concretos, medibles, alcanzables, realistas y en tiempo). Un caso de muestra de un propósito SMART podría ser «acrecentar el tráfico hacia el sitio corporativo en un 20% en seis meses» o «incremento de las ventas en un 25% a lo largo de 3 meses del producto X en el punto de venta Y».

Deja un comentario