agentes participantes en el proceso de comunicacion de marketing

A lo largo de varios años, la actividad promocional predominante en muchas compañías, fue la propaganda en medios masivos. Las compañías se apoyaban más que nada en las agencias de propaganda y en prácticamente todas las áreas de comunicación de marketing.

Si bien no pocos hombres de negocios sí utilizaban otras herramientas promocionales y de comunicación de marketing, de forma frecuente se consideraba recurrir a agencias de ofertas de ventas y marketing directo, tal como a compañías de diseño de empaques, como servicios socorrieres que por por norma general se contrataban para proyectos concretos. Las agencias de relaciones públicas servían para conducir de manera continua la propaganda no pagada, imagen y temas de relevancia pública de las compañías, sin verlas siempre como competidores del desarrollo integral de comunicación de marketing.

¿Qué elementos tiene el desarrollo de comunicación?

El desarrollo comunicativo se identifica por ser dinámico y continuo. De este modo, está compuesto por una sucesión de elementos a fin de que logre celebrarse:

  • Emisor: es el sujeto que empieza el desarrollo de comunicación, codifica y manda un mensaje a otra persona que desea hacer llegar un mensaje específicamente.
  • Receptor: es quien recibe y decodifica el mensaje que recibe del emisor.
  • Código: son los signos o símbolos usados por el emisor para crear el mensaje, y que son populares por el receptor para interpretarlos o decodificarlos. Por servirnos de un ejemplo, el idioma (lenguaje de datos, español, heleno, un sistema de símbolos…).
  • Mensaje: es la información o contenido que el emisor compartirá con el receptor.
  • Canal de comunicación: es el medio usado por el emisor para trasmitir el mensaje. Por servirnos de un ejemplo, el aire en la comunicación oral, los medios digitales, el papel, un móvil, etcétera.
  • Estruendos: son los medios u óbices externos que tienen la posibilidad de perjudicar a la emisión y/o recepción del mensaje. Por poner un ejemplo, falla del servicio de Internet, una distracción, música alta, etcétera.
  • Retroalimentación o retroalimentación: es la contestación que manda el receptor al emisor y al reves. Esto garantiza la efectividad de que el receptor ha comprendido el mensaje y, por consiguiente, del desarrollo comunicativo.

Etapa 2: Reconocimiento del inconveniente

Aquí el cliente ahora se adentró algo mucho más en el tema y siente que tiene un inconveniente u ocasión.

La meta aquí es “producir” esta necesidad en él, o mejor: descubrir un inconveniente que él tiene, pero que todavía no sabía. Desde esto empieza a buscar y estudiar mucho más el inconveniente, para después buscar resoluciones.

Deja un comentario